Lion Heart

Así de rápido se me fue el tiempo

Hace unos meses me encontraba feliz y emocionada por regresar a mi país, por ver a mi familia, volver a comer juntos, reir, platicar, incluso pelear, volver a estar en mi casa con mis papás, en mi cuarto, estar con mis perritas, pensando cuánto iba a disfrutar estos meses antes de tener que regresar a un nuevo capítulo de mi vida… y así de rápido el tiempo se me fue de las manos y de las manos de los míos y ahora me tengo que volver a ir. Y es que a pesar de haberlo hecho ya una vez, ahora se siente diferente, ahora se siente más definitivo, y duele, pero así como duele, alegra, es increíble todos los sentimientos que podemos llegar a experimentar, la vida es tan inexplicable que no existen ni existirán palabras para describir lo que como seres humanos hacemos, sentimos, pensamos y creamos.

En Clemson muchos de mis conocidos se están graduando, muchos se están yendo o se van pronto, y yo me quedo con gente nueva, gente que aun no conozco, gente que apenas va a llegar a iniciar un nuevo capítulo al igual que yo, y mi vida va a volver a comenzar.

Estoy aterrada…

….tengo miedo del idioma, no es como la primera vez, y es que aunque ya haya pasado las pruebas, entrevistas, exámenes, lo necesario para ser admitida en una maestría, no sé aún a qué me voy a enfrentar, cuando digo esto y la gente me dice que no pasa nada, que no hay razón para estar nerviosa o tener miedo, yo agradezco que me hagan sentir más tranquila, pero nunca podré explicar el miedo que tengo, le pido seguridad al universo o a quien sea que me la pueda dar, para no atorarme en medio de una exposición en inglés, para llevar a cabo de manera excelente mi trabajo en mi assistantship, para recordar todas las palabras, para hablar fluidamente, para leer con buena pronunciación, para sentirme orgullosamente mexicana y mostrar lo que podemos llegar a lograr y lo inteligentes y competitivos que somos. Para mostrar la calidad de ser humano que un mexicano es, para llevar a la práctica y al salón de clases todos mis conocimientos en comunicación y todo lo que sé y he aprendido en mi país y en mi idioma, hacerlo bien y de la misma manera que lo haría en español.

Que al mirar atrás un día, vea a la persona que quise ser.

Siempre pensaré y me acordaré de mi familia, cuanto los amo y cuanto voy a luchar por ellos y por todo lo que han hecho por mi. En mis amigos bellos que como ellos no hay ni habrá nunca nadie.

Que mi corazón aguante decepciones y tristezas, que mis alegrías sean mayores y me abracen en cualquier mal momento.

 

Que recuerde que la vida es hoy, que todo pasa y que lo mejor siempre esta por venir.

Daf Wejebe 

 

 

Anuncios

Our trip to Wilmington!

 

Since a long time ago….

I’ve wanted to go to the filming locations of a movie called A Walk to Remember, this movie touched my heart in an impressive way and I was amazed of everything that happened in every moment of the movie, and the characters stayed in my heart.

Years after that, I went through what has possibly been one of the hardest moments of my life, I needed to wake up every day thinking how to survive to the pain, thinking that I needed to focus just on going through that day, and then I would think in the next one, step by step

until the pain went away

but at that time one of my best friends (Giovanna I love you!) helped me a lot and gave me what made me feel identified and to feel like I wasn’t alone in my pain, and it might sound silly coming from a tv show…

but it is what One Tree Hill gave me- It changed my life.

After looking for info about where the show was filmed I discovered that it was filmed at the same place of the movie that touched my heart years earlier, and other near locations, so.. getting to go to Wilmington became in a dream to me, which I never thought it was doable, but now…

…it finally happened!

I went to Wilmington, North Carolina to the filming locations from the tv show One Tree Hill and from the movie A Walk to Remember and nothing better than to having made this trip with one of the most amazing people I have ever met and who is also my best friend,

jared halter.

This is a crazy and amazing guy, who has been fan of the show as well, who felt touched by it as well, and who knew and felt the movie A walk to remember as I did, just in another country and far away from me.

He made possible for me to make my dream come true!

And for that I will always be thankful.

This is a video of our trip!!! Showing pictures and videos from our tour in one of the most relevant places from both the show and the movie.

I hope you enjoy as we did!

P.S: I apologize for the quality of the video, I recorded it with my cell phone!!!

Love, 

Daf wejebe

 

Daf According To Jane!

Hi everybody! As you know, Daf has been in South Carolina for about a year and a half being an au pair, and before she leaves ( which is sadly in only 3 weeks ), I wanted to tell you about her. Every morning Daf wakes up early, then wakes us up. Nobody told her she had to do that. She could just sleep until we have to go to school, and make us wake up with alarm clocks, which are really unpleasant, but she wakes us up anyway. She helps me pick outfits when I need ideas, and keeps my pesky little siblings away when I want to be alone. She is also the kindest person in the world! On our birthdays and Christmas she totally doesn´t have to get us gifts, but she does anyway! Overall, Daf is one of the most amazing people I have ever met and I will really miss her when she is not my au pair anymore.

 

Jane

The best is yet to come.

Apenas hace menos de una semana regresé a mi blog porque sentí la necesidad de volver a escribir. Después de más de un año lleno de vivir literalmente una montaña rusa de emociones, y a un mes de acabar con mi vida de Au Pair, puedo decir:

¡ya casi gano la carrera!

Una carrera maravillosa.

Fue hace una entrada en mi blog, que escribí sobre cómo me sentía y los miedos que muchas veces nos comen y lo fuerte que tenemos que luchar para ganar esa batalla. También escribí que sentía que algo llegaría, no sabía qué pero lo podía sentir.

Lamentablemente o afortunadamente siempre he sido muy realista y en mi cabeza siempre mantuve la idea de que podría ser únicamente una esperanza que guardaba en mi corazón, pero nunca me ha gustado aferrarme a las cosas, así que aunque lo quería con todo mi corazón, lo dejé ir poco a poco, y traté de imaginarme a mi misma en otros futuros escenarios en caso de que ésto que tanto quería, no sucediera. Pero justamente un día despues de que publiqué esa entrada en mi blog,

SUCEDIÓ. 

Uno de los momentos más felices que he vivido en mi vida, y vaya que he tenido grandes momentos de felicidad.

¡Estoy oficialmente aceptada como estudiante de maestría en Clemson University!

Desde que llegué a este país, me propuse ser más que sólo una Au Pair, muchas niñas tienen la fortuna de venir únicamente porque tienen el dinero para pagarlo y pueden darse el lujo de tomar un receso entre prepa y carrera, mientras deciden qué quieren estudiar, vienen a viajar, a conocer otra cultura, a conocer nueva gente, a vivir una maravillosa experiencia para luego, regresar a su país. Otras terminan la carrera y mientras consiguen trabajo deciden tomarse un año para hacer lo mismo que las mencionadas anteriormente.

Bueno, yo ya me había graduado de la universidad, ya tenía un trabajo estable y ya podía tener mi casa propia. No tenía porqué tomarme “un año”, lo que yo quería era un total cambio en mi vida.

Nunca tuve la oportunidad de viajar a USA, o a otros lugares cuando era más chica, y la idea de irme a estudiar a otro lado como muchos de mis conocidos habían hecho, era maravillosa. Por supuesto no es tan fácil, sobretodo hablando económicamente, así que cómo les he contado anteriormente en mis otras entradas, aquél día que de la nada decidí hacerlo, irme a buscar una nueva vida, sabía que implicaría dejar todo por lo que había luchado muchos años. Pero no lo dudé, tomé la decisión en un segundo y aunque al principio mi gente no se lo tomó tan enserio, no fue sino hasta que vieron que en realidad empecé a moverme para hacerlo que entendieron que iba a dejar mi vida en Mérida. Decidí tomar el que hasta ahora ha sido el riesgo más grande de mi vida. Vendí mi coche, el cual pagué con mucho esfuerzo, renuncié a mi trabajo soñado y a una relación llena de amor verdadero y que prometía ser para toda la vida. Dejar a mis papás y a mi hermana también es una de las cosas más difíciles que he tenido que hacer en mi vida…

…La vida con ellos y como hasta ese momento la conocía.

Dejar a mis amigos, a mi mejor amiga Giovanna, que sin ella y su ángel mi vida no sería lo que es el día de hoy. Preguntándome si podré conseguir todo eso en otro lugar desconocido, aterrada pero decidida a tomar el riesgo. Recuerdo que muchas personas me decían, “pero si sólo te vas un año, ¿por qué tanta seriedad al asunto? y el porqué es muy fácil, porque yo sabía que al momento siguiente de dejar mi país, nada sería igual nunca más, porque no era sólo un año de Au Pair, para mi era mucho más que eso.

Cuando una niña se inscribe para ser Au Pair, despues de ser aceptada comienza el proceso para encontrar algún buen match con alguna familia. Yo pensé que me iba a tomar más de una entrevista para que alguna familia estuviera interesada en mi o yo en ellos. Pero llegó mi primer match de una manera increíblemente rápida.

Una familia de South Carolina me escribió: 

“Hello there!

We saw your profile on Cultural Care and we were very intrigued!  We need an Au Pair to start between late September and early November of this year.

My husband, Peter, is a Professor of Architecture,  and I am a Professor of American Literature and Culture at a big public university in a beautiful part of South Carolina. We have three young children – Jane, Henry & Claire” 

Y así empezó… debo confesar que JAMÁS pensé en el hecho de que era una ciudad universitaria, pues mi idea en primera instancia era, después de ser au pair y mejorar mi inglés, buscar un trabajo relacionado con mi carrera. Vaya que la vida me dio una patada en las nal… espalda, y con ello, una maravillosa sorpresa.

Tampoco estaba segura de aceptar a ésta primer familia, la idea de TRES niños me aterraba, y las edades más! 4, 6 y 8 (ahora tienen 5, 7 y 9) pero ya casi 6 la más chiquita!

La descripción de la familia era la siguiente: 

“We like to have family adventures and swim and explore things.  We go to lots of kid activities every week (Soccer, gymnastics, book club…etc)  and have a super busy and loud but cheerful and warm family life.  As scholars we value books and studying so while we watch tv and videos we also read a lot and read with our kids constantly. We live in a college town that is very lively with thousands of students and opportunities”

Bueno, eso me ATERRO aún más. ¿Cómo iba a lidiar con todas esas actividades y ser responsable de todo eso y de los niños? y algo dentro mío me dijo: mejor esperar otra familia, ¿posiblemente un mejor lugar? Nueva York, Boston, San Francisco! No tenía idea de lo que estaba pensando,

NO HABÍA MEJOR LUGAR QUE CLEMSON.

No para siempre, pero si para lo que yo quería. El universo y la vida me pusieron aquí y pensándolo una y otra vez, decidí aceptar a esta maravillosa y un poco loca (en el buen sentido) familia.

Y vaya que si

Desde que llegué, además de adentrarme por completo en mis responsabilidades, en conocer gente nueva y disfrutar nuevos amigos, decidí matar la curiosidad y averiguar si la universidad tenía algún programa relacionado con mi carrera y experiencia laboral.

¡Sólo curiosidad! JAMÁS me hubiera atrevido a estudiar en una universidad que no hablara mi propio idioma, si acaso hubiera pensado España, pero nunca USA. Una vez viendo los programas y maestrías, de pronto vi algo hermoso que sobresalió entre todos los programas de Graduate School.

“Communication, Technology and Society”

¡Qué cosa tan bella!

Leyendo todo acerca del programa me enamoré, pero apenas tenía dos meses aquí. Tenía que estar loca para intentarlo, y bueno, así de loca lo intenté. Estudié para el GRE y para el TOEFL.

Scores muy altos eran requeridos y cada día al abrir los libros me desanimaba, y cada vez que no entendía un término me recordaba a mi misma que sería mejor hacer cosas en español y no arriesgarme a hacer el ridículo. Luego mi mente volvía a volar y pensaba en lo maravilloso que sería. Así que tomé los exámenes, hice mi aplicación y me lancé al ruedo.

Me fue terriblemente mal.

Lloré y me decepcioné, pero luego pensé “apenas has estado aquí 4 meses, ¿qué esperabas?

Seguí adelante y con mi vida como Au Pair. Me olvidé del futuro por un momento y decidí disfrutar mi experiencia y dejar que pasara lo que tuviera que pasar. Meses después las ganas  y la motivación regresaron y pensé: pues ya lo intenté una vez, ¿qué más da una más? Mucho, porque me volvió a ir mal en los exámenes y tampoco ofrecían assitantships para ese periodo, y sin eso, imposible pagar los costos y vivir aquí.. (un assistantship es un trabajo que te brinda la universidad ya sea en investigación, teaching y cosas que tengan que ver con tu programa de maestría o doctorado). No todas las universidades lo ofrecen y las que lo hacen, no lo hacen todos los periodos, también tienes que ser elegible por medio de tu aplicación, ya que existen alumnos que son aceptados pero no se les ofrece el assistantship.

Pues me rendí y lo dejé ir, pensé que no sería para mi y entonces empecé a buscar trabajo. Gracias a Dios y a Linkedin, una empresa de una ciudad cercana a Clemson cuenta con una estación de radio para Latinos viviendo en esta área, ¡así que era perfecto! Escucharon mi demo, vieron mi curriculum y de un momento para el otro me pusieron al aire. Las cosas se tornaron serias y llegó el momento de hablar de papeles, pues no tengo visa que me permita trabajar (más que la visa de Au Pair que es una visa de intercambio cultura) y bueno, para ese entonces me quedaban al rededor de 5 meses con esa visa. La empresa y yo hablamos y buscando opciones fue completamente imposible realizarlo. Otra oportunidad se me fue. La tristeza y decepción fueron grandes, sobretodo porque realmente les gustó mi trabajo.

Supongo que hay cosas contra las que no se puede luchar. 

Me di por vencida de nuevo y decidí seguir adelante y disfrutando lo que me quedaba como au pair y aquí, pensando que posiblemente mi camino estaba en otro país, y que ya encontraría otra oportunidad. Pero pasaron los meses y la idea de volver a intentarlo en la universidad se me volvió a meter en la cabeza. Y ahí me tienen, estudiando y pagando cursos online, cambiando mi aplicación una y otra vez, ésta sería la última vez que podría intentarlo porque mi tiempo en USA estaba por finalizar y aunque podría volver a intentarlo desde mi país, mis planes eran distintos: sino era esta vez, buscaría un nuevo camino. 

Pero sucedió, me aceptaron y llegó el email que cambió mi mundo: 

“Hello Dafnne

 

Congratulations!

 

I’m pleased to inform you that the Graduate Committee of the Department of Communication at Clemson University has recommended your admission to our MA in Communication, Technology, and Society. This offer is to include a full tuition waiver and an assistantship of $12,000/9 months for teaching, research, or other assistantships. We are very much interested in learning whether you plan to accept our offer of admission, so please indicate your decision to accept or decline our offer as soon as possible. Again, congratulations on your admission. We look forward to welcoming you as a member of Clemson’s community of scholars”

Y después de esto, mi vida cambió. 

Pd: Nunca te dejes vencer por tus miedos, porque más allá de ellos, está tu sueño hecho realidad.

Daf Wejebe

 

 

 

La única carrera que debo ganar, es contra mi misma.

 

No sé si porque mi “Au Pair Life” está en sus últimos momentos, pero mi vida es más relajada y gracias a eso la motivación y el tiempo para escribir ahora son más.

Hace muchos años…

…cuando era niña soñaba con ser artista, quería trabajar en la radio y también escribía mis “historias” para, según yo, publicarlas algún día. Recuerdo muy bien que grababa mis programas de radio en mi grabadora, de esas viejas que usaban cassette. Ponía música de fondo y hablaba con mi audiencia sobre cosas de las que una niña de 9 años seguramente no tenía idea. Recordarlo es bonito, pensar que escuchaba a esos locutores cada día con la esperanza de estar en su lugar algún día para después hacer de las mías en mi cuarto como si fuera real…

…y lo fue

Canté, actué, bailé. Mis papás ahí, sin el dinero, pero con todo el esfuerzo del mundo para poder ayudarme a hacer lo que más quería en la vida. Cuándo actué, cuando canté, cuando viajé a la ciudad de México a concursos, cuando me llevaban a ferias y presentaciones para cantar y actuar y hacer mis ilusiones realidad aunque sea cada fin de semana. Siempre ahí para mi. No habrá sido fácil ser mi mamá o mi papá. Se merecen el mayor premio del mundo.

Conforme fui creciendo, soñaba con el día de mi graduación, quería estudiar una carrera y graduarme con todos mis amigos. Para muchos habrá sido lo normal.

Para mi fue mucho más que eso.

Durante la universidad, muchas veces no estuve segura de que lo lograría, no sabía si iba a sobrevivir toda la carrera o si iba a tener que dejarla por no poder terminar de pagar.

Pero me gradué y ejercí haciendo lo que tanto quería desde niña: radio, y aunque después me di cuenta que necesitaba algo más, lo disfruté demasiado mientras lo hice.

Debo admitir que me molesta mucho (aunque posiblemente no debería) ver a gente que conozco quejándose de su situación y cerrándose las puertas de la felicidad ellos mismos. Maldiciendo el lugar en donde viven y viendo lo negativo de todo lo que sucede en sus vidas. Enfocándose en lo que no tienen y en lo malo que conforma lo que si tienen. Me molesta porque no hay excusa o justificación alguna para ese comportamiento. No es mi intención calificar el comportamiento/pensamientos/actitudes de otras personas, pues vaya que muchas de las mías no son de lo mejor. Lo único que pretendo al mencionar esto, es explicar que cuando me dicen el porqué de eso, pienso dentro mío, ¿acaso sabes lo que otros hemos tenido que pasar? mira en donde estoy, lo que he logrado, sobrepasado y mira en donde estoy, cómo vivo, la gente que me rodea, las situaciones positivas, y lo mal que estaría si mi mentalidad en mis momentos negros hubiera sido diferente. Claro que son muy pocas las personas que saben cómo en realidad ha sido mi vida, mi situación y la de mi familia (quienes por cierto se merecen más de mil medallas de ORO!)

El día que nosotros entendamos que nuestros problemas no son tan grandes como pensamos, que eres tú mismo quien se cierra las posibilidades (muchas veces sin darte cuenta), que tu pensamiento es el arma más poderosa que puedes usar a tu favor o en tu contra, ese día tu vida cambiará y será el día que marcará el resto de tu vida.

Cuándo me miro en el espero me doy cuenta que, por más competitiva que sea, la verdadera competencia está conmigo misma, empieza con la persona con la que me despierto todos los días, con la que desayuno, almuerzo, ceno, ejercito, me baño y me voy a la cama de nuevo. La que me hace soñar, la que me aterra con sus pensamientos, la que me deslumbra con sus ilusiones, la que me hace reír y llorar, la única que me recuerda que éste es el cuerpo, EL ÚNICO CUERPO,

                       dentro del que voy a vivir el resto de mis días.

Con la que voy a convivir, la única relación que es para siempre desde que nací, hasta el día que me muera.

La pregunta es ¿cómo quieres llevar esa relación?

No importan las circunstancias, es la única que tienes, independientemente de los seres amados que te rodean, que son incondicionales y que te aman, la relación contigo mismo es la más importante.

Probablemente se escucha trillado, pero si lo analizas desde el fondo de tu corazón, la realidad es que los únicos pensamientos con los que tienes que lidiar día a día son los tuyos, las únicas ilusiones por las que puedes luchar son las tuyas, las únicas derrotas de las que te puedes levantar son las tuyas, y las únicas tristezas que puedes superar son las propias. Por supuesto que podemos luchar por otras personas, por seres amados… pero al final son ellos mismos los que también podrán hacer el verdadero cambio para sus propias vidas.

Es cierto que como dije anteriormente, hay momentos en la vida en los que nos podemos convertir en nuestros peores enemigos y en vez de ayudarnos a nosotros mismos, nos aventamos a un hoyo sin salida del cual nadie nos va a poder sacar… bueno, no nadie, si hay alguien que podría, nosotros mismos, pero dejemos a un lado el tema de las puertas que el dinero te puede abrir y veamos las cosas desde otra perspectiva. Menciono esto porque aquí estoy y no tenía el dinero, entonces me tuve que enfocar en lo que si tenía, las ganas, los sueños, la salud para luchar por aquello que quería.

Ahora me voy a enfocar en lo interno. Posiblemente no crees ser capaz o no consideras tener las aptitudes que se necesitan para aquello que quieres lograr, estás nervioso e inseguro ante esa situación y tu confianza cae poco a poco hasta llegar más allá del suelo. Olvida esa imagen por un momento y concéntrate en lo que quieres lograr, en la situación que tienes que sobrepasar para llegar al otro lado de tu meta.

Entonces pensemos lo siguiente:

¿Quieres lograr algo?

Qué tal que imaginas a alguien que admires mucho, alguien que te inspira con su manera de ser y de actuar, piensa ahora ¿cómo lo haría esa persona?

No tiene nada de malo tomar las cosas buenas de los demás, sobretodo si es alguien que admiras, simplemente cuidemos el hecho de permanecer AUTÉNTICOS y tomar esas actitudes para adaptarlas a NOSOTROS, no tratar de convertirte en alguien más.

Así, cuando mires hacia atrás, no verás las cosas que pudiste haber hecho, las personas que pudiste haber conocido, las vidas que pudiste haber cambiado, las experiencias que pudiste haber vivido. Más bien verás todo aquello que si decidiste hacer, los riesgos que decidiste tomar y la felicidad que ganaste con cada uno de los miedos que decidiste sobrepasar.

Daf Wejebe

 

Después de tanto tiempo…

Mucho tiempo sin escribir…

Poco más de dos años en los que han pasado muchas cosas.

Han sido unos meses un tanto emocionales, inciertos, pero al mismo tiempo llenos de magia y felicidad.

Como muchos saben hace más de un año decidí dejar mi vida en Mérida para experimentar nuevas cosas, no sé cómo ni porqué, lo único que sé es que un día amanecí y sentí que algo me hacía falta, que debía tocar la vida de más personas y más personas tocar la mía, que tenía muchas más cosas por vivir, más cosas que no involucraban seguir trabajando en los medios de comunicación de mi ciudad ni tener la vida de confort que ya tenía y que muchos desean, yo necesitaba algo más. También sabía que en Mérida mi tiempo había terminado. Amo a mi gente y los extraño como loca, y sin tener nada seguro en este país y por el contrario teniendo todo seguro en el mío, pienso seguir luchando, por más imposible que parezca. La vida no es fácil, pero lo hermoso está exactamente en eso, en que no es fácil y cada vez que logramos algo el sentimiento de felicidad es más grande exactamente por eso.

Para mi fue muy difícil irme, cada vez que dudaba le preguntaba a Iván, mi novio en ese tiempo, que por favor me recordara el porqué lo estaba haciendo… él, aún triste porque me iría y sin desearlo, siempre me recordó el motivo y me alentaba, porque me amaba y sabía que lo necesitaba, siempre estaré agradecida con él por eso, porque en gran parte gracias a él logré estar aquí, y aunque lo mejor fue terminar la relación, SIEMPRE, en lo más profundo de mi corazón lo tendré y recordaré como una de las mejores personas que han tocado mi vida.

Este ya casi año y medio en USA me ha cambiado la vida. Descrubrí una Daf que no conocía y sobrepasé obstáculos y retos que jamás pensé sería capaz de sobrepasar. Felicidad, tristeza, amor, frustración, MIEDO, autoterapia (una y otra vez) han sido parte de esta aventura. La fuerza mental y autoayuda que tienes que construir es impresionante, al menos en mi caso. Nuevas amistades, un nuevo amor (con muchas dificultades en el camino, pero más cosas buenas en el mismo) viajes y crecimiento personal que no cambiaría y muchas cosas más, me han acompañado.

Conocí a tres niños que me han cambiado la vida, gracias a ellos soy otra persona y he crecido en maneras inexplicables. Cada vez que estoy con ellos, simplemente me sorprenden. Los niños son magia, la vida de este planeta. También pueden ser terribles y retarte a poder con todos los obtáculos que te van a poner el en camino!

Es verdad que aquí no tengo nada seguro, ni nada de lo que tenía en México, es verdad que cada día estoy aterrada y trato de dejarlo ir y pensar que no importa, que lo mejor seguirá llegando a mi vida porque siempre ha sido así, a veces simplemente por arte de magia las cosas siempre se van dando y por eso confío, pero por otro lado es imposible no tener esta pequeña incertidumbre, que a la vez viene acompañada de emoción por la siguiente aventura en mi vida.

Es raro, sé que algo viene… pero no sé qué. Siento que en cualquier momento algo aparecerá y busco señales todo el tiempo, nada pasa, pero siempre tengo la rara sensación de que en cualquier momento pasará, ¿les ha pasado? No quiero pensar que alucino, porque el sentimiento es real. Claro que igual y es una loca esperanza que guardo en mi corazón.

De cualquier manera, estoy y estaré por siempre agradecida con lo que sea que me puso esa pequeña semilla en mi corazón y en mi mente de tener que irme y buscar nuevas aventuras.

No sé que fue… pero veámos a donde me lleva la vida!

 

 

 

Rockwell Road.

¡Hola, hola!

Hoy les quiero platicar de un proyecto increíble y que ha llamado toda mi atención en estos días, se trata de Rockwell Road, un grupo de músicos que se juntaron para crear esta gran oportunidad de vida…

…y digo de vida porque lo que estos chicos reflejan son las ganas infinitas de vivir y no ser esclavo de una vida o rutina, cosa que a algunos les gustará, pero a estos 5 talentosos músicos no, ellos por el contrario, tienen ganas de viajar, de dar a conocer su música sea como sea, pasando aprietos económicos, saliendo adelante con ayuda de otros que puedan ver su talento y en base a eso poder visitar otro lugar.

Imagen

Tuve la oportunidad de entrevistarlos el sábado pasado; llegaron un poco serios y poco a poco fuimos entrando en confianza conforme avanzó la entrevista. Tienen entre 25 y 30 años, dos mujeres y tres hombres, además de su fotógrafo personal y su manager, quienes se avientan en esta aventura junto a ellos.

Rockwell road, son 7 personas que viajan de ciudad en ciudad al rededor de toda la república, ¡¡en bicicleta!!, con una camioneta que los acompaña en donde viajan todos sus instrumentos. Tres músicos, el fotógrafo y la manager son de distintos lugares de México, y las otras dos mujeres son una argentina y otra ecuatoriana; todos ellos se juntaron a través de Internet con la inquietud de vivir una gran experiencia de vida que los lleve a recorrer América latina, al igual que dar a conocer sus ganas y su música.

El recorrido inició en México y posteriormente seguirán bajando

hasta llegar a algunos lugares de América latina.

Siempre me ha gustado ver que la gente talentosa se esfuerce por salir adelante y luchar en otros lugares, lugares completamente desconocidos y en los que no sabes cómo van a recibir tu propuesta y aún así intentarlo.

Debo comentar que los chicos de Rockwell Road me sorprendieron, son personas que me provocaron un sentimiento de orgullo y también de mucha fe al ver que aún existe gente que decide seguir adelante con sus sueños, llueve, truene, relampagueé o aún haya un calor imposible, pocos recursos, entre muchas otras cosas.

Sigamos este ejemplo, en el que a pesar de seguir soñando

EMPEZAMOS A VIVIR NUESTROS SUEÑOS.

Imagen(Ahí me tienen atrás un tanto desprevenida acomodándome los audífonos) 

Imagen

Me despido con esta frase célebre del grande Paulo Coelho:

“Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace que la vida sea interesante”

¡Abrazos!

Daf Wejebe