One year ago..

Tal vez no exactamente un año, pero estoy cerca.

Lo he estado recordando mucho últimamente, supongo que extraño mucho esos días, días en los que mis preocupaciones eran muchas, porque aunque para muchos no sea así, a mi sí que me estresaba la universidad, pero era un estrés que me hacía feliz, muy feliz.

Para estas fechas hace un año solo deseaba terminar, olvidarme de los trabajos en equipo, de las investigaciones y de los exámenes, pensando, faltan pocos días.

Ironías de la vida, ahora en verdad lo extraño.

Cuando camino en el centro y recuerdo mi antiguo trabajo, salir e irme a la universidad, cuando aún usaba el camión deseando comprar mi coche… ahora que ya lo tengo, cuando lo recuerdo, en verdad me dan de ganas usarlo otra vez y cuando lo hago, regreso y me siento muy bien.

Centrear y caminar pensando en mis metas y vías para lograrlas.

Las lecturas con Fitzmaurice, los viernes a las 8:30 de la noche.

Terminar y esperar a Iván para ir a algún bar de la ciudad.

Debates que nos adentraban a situaciones difíciles con Guillermo.

Las salidas a fumar entre clase y clase.

Platicar del fin de semana o de los conciertos por venir.

Hablar de lo que haríamos terminando la carrera.

Escuchar a Polarsets en el salón y que todos me odien.

Esperar salir para irnos en grupo a Pompi, sabiendo que teníamos tarea.

Eso ya pasó, muchos ya estamos logrando lo que queríamos y debemos concentrarnos en más metas, en más sueños, recordando lo bello y estresante que fue lo último en la universidad.

Sucede que últimamente tengo más conciencia del paso del tiempo, pero supongo que eso es muy común cuando crecemos.

Somos jóvenes y muchas veces pensamos que nada puede herirnos, tenemos grandes planes, y no nos preocupa tanto la posibilidad de no realizarlos, porque para el momento, todo es posible.

Ahora, así debe ser siempre.

Al final, cuando miramos atrás solo nos quedamos estancados, queriendo creer que logramos la mayor parte de lo que pudimos con lo que la vida nos ha dado, para poder dejar nuestra huella, ser recordados, estar satisfechos y felices, pues al final, esa es nuestra única misión. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s