Relaciones de pareja

Ya tenía unos cuantos días queriendo escribir sobre el tema, pero han habido otras cosas que he querido compartirles y bueno, hoy es la ocasión.

Es un tema complicado, ya que cada quien tiene sus propias experiencias, las cuales te marcan y te forman tal como eres el día de hoy, y es ahí donde entra la confianza que puedas o no tener en tu pareja, es ahí donde entra si eres o no capaz de tener una relación con alguien más, o si aún te falta mucho por trabajar en la relación contigo mismo.

Debo confesar que como todos, o la gran mayoría, soy de esas personas que han lidiado con cosas del pasado, he tenido que trabajar mucho en mi confianza.

Hoy en día soy feliz con la relación que tengo, pero siempre hay que trabajar cosas con uno mismo. 

Siempre existirá la ilusión del amor, la manera en como empiezan las cosas, el enamoramiento del principio, el ver si realmente quieres o no estar con esa persona, ¡es lo mejor!

Es después cuando llega lo real.

Aceptas estar con esa persona y empiezas a conocerlo(a) realmente, sus defectos, sus virtudes, dejas de idealizarlo(a), y es el momento en el que pueden pasar dos cosas:

Te enamoras más, o por el contrario, te das cuenta que no es quien habías creado en tu cabeza.

Hablando de la primera opción, es entonces cuando ya estamos de lleno en todo el rollo de las relaciones de pareja.

Hay quienes dicen que en una relación siempre habrá alguien que quiera más, en lo personal, no estoy muy de acuerdo con eso, sí creo que hay muchas relaciones en las que sucede, pero no creo que sea una regla.

Contándoles con toda honestidad mi caso, he sido una persona muy impulsiva en relaciones anteriores, he amado muchísimo, pero también me he dejado llevar por los sentimientos negativos, enojándome por cosas sin sentido, etc. ¡He tenido pavor de iniciar una relación!, y he preferido no enamorarme en ocasiones, también he dado el paso y he sufrido.

Con el tiempo he aprendido, y debo reconocer que he cambiado para bien y estoy muy orgullosa de ello, claro que siempre habrá situaciones con las cuales lidiar, desacuerdos y más, pues no somos iguales, ni pensamos igual, ¡y qué bueno!

Otra de las cosas comunes en las relaciones es la desconfianza, la cual se apodera de nosotros, y también en muchas ocasiones nos dejamos llevar por los comentarios de personas ajenas a nuestra relación, personas que posiblemente no tienen las mejores intenciones. Lo triste es ver que las cosas se desvanecen por no haber aclarado las cosas o dejarnos llevar por el enojo del momento, creo que lo importante es, si ya no hay solución, y por lo mismo la relación quedó muy fracturada, dejar ir, recordar lo bonito y sonreír porque sucedió, así haya sido una relación tormentosa, siempre habrán cosas buenas que recordar.

Hablando del matrimonio, del cual no puedo hablar por experiencia propia, les cuento que gente cercana a mi no cree en él, por lo menos no creen en tener que firmar un papel para considerar que la relación ya está en otro nivel, un ejemplo de ello es mi hermana, a quien admiro, pues no ha tenido que dar ese paso para sentirse segura y tener una relación estable. Yo sinceramente si sueño con casarme algún día, compartir mi vida con esa persona, crear algo juntos, y bueno, todo lo que trae consigo el matrimonio, aunque también hablando honestamente, en mis planes aún falta para dar ese paso.

Yo de repente entro en un estado raro al respecto, pues me ha dado miedo el escuchar a mucha gente quejarse del matrimonio o ver la cantidad de divorcios que hay al año, pero creo que tener un matrimonio feliz también depende de las experiencias y el tiempo pasado con esa persona, de las cosas superadas y el saber ver el lado positivo de las mismas. 

                                              No es fácil…

…pero juntos se puede, y créanme que si esa persona realmente los ama estará allá para esperar que pase el mal rato y poder superarlo juntos, al igual que es hermoso cuando es al revés y eres tú quien está para esa persona esperando que pase el mal rato o el enojo. De no ser así, querrá decir que ya no había para más, no necesariamente que no se haya intentado, simplemente hay cosas que no se pueden forzar, esa es la realidad.

Si actualmente estás en una relación y eres feliz, valóralo, piensa las cosas antes de hacerlas, habla con tus mejores amigos y amigas, a quienes realmente les tengas mucha confianza para expresar lo que sientes, quieres y no quieres hacer o tener. Luego date un tiempo para estar contigo mismo, te darás cuenta que no eres tan mala compañía, y que el único que puede poner los pies en la tierra sobre su situación en pareja eres tú mismo.

Si estás llorando, no te diré que no lo hagas, lo he pasado y lo mejor que puedes hacer es asegurarte de llorar todo lo que tengas que llorar hoy, pues mañana debes cambiar la hoja y cerrar el capítulo.

                                                                                                                      Recuerda que lo intentaste

y que diste lo mejor de ti, si no funcionó ya no estuvo en ti.

En caso contrario, si crees que no diste lo mejor o que eres el culpable, tómalo como experiencia, te aseguro que en la siguiente relación las cosas serán mucho mejores, pues lo anterior habrá sido un gran aprendizaje.

¡Gracias por leerme!

Daf Wejebe

Anuncios

2 pensamientos en “Relaciones de pareja

  1. yo creo en el matrimonio… pero es muy cierto que para que funcione se tiene que poner de ambas partes. … ya tengo 11 felices años de casado…. bueno ???? 10 porque uno no fue tan feliz. jajajajaja….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s